Eh, que dos adolescentes de trece años no pueden retener a un hipogrifo a la fuerza

Así que debemos asumir que alguien va a darse cuenta. Especialmente si han leído nuestra historia más de 3 veces. Debemos estar listos para eso. Hay que equivocarse para hacer cosas. Por eso hoy la entrada lleva el hashtag  #¡Mete la pata haciendo chorradas!