¿No hay concursos ergo no estás escribiendo?

Uno de las motivaciones más usuales para el escritor novato (incluyome ) suelen ser los concursos. Y estamos esperando a encontrarlos (ya sea porque no sabemos qué existe tal o cuál certamen o porque procrastinamos hasta que sale la convocatoria del que ya sabemos que existe) para participar

Del miedo y la perseverancia

Si te atenaza el miedo porque ya llevas varios concursos o rechazos recuerda que por eso tienes un segundo empleo y también que hasta Ray Bradbury fue rechazado al principio. Harry Potter fue devuelto SIN LEER veintidós veces antes de salir de la alacena.