Clasificaciones para quebrarse la cabeza en dos partes

A grandes rasgos existen dos tipos de escena narrativa: interna y externa.
Las internas se caracterizan porque mucho de lo que pasa en el día, pasa en nuestras cabezas. Las discusiones entre todos los yo existentes, lo que pensamos de las cortinas de la vecina o lo mucho que nos agradó ver el magnífico derriere del vecino o vecina que lava el coche en domingo…

Conceal don’t feel

“He aquí una regla general para tratar con emociones en la ficción: Nunca menciones explícitamente la emoción. No escribas ‘Estaba triste’ o ‘se sentía feliz’. Estoy segura que has escuchado la regla: Muestra, no digas (don’t tell). A los lectores no les gusta que les digan como leer una escena, en cambio a los lectores les gusta relacionarse con las emociones a través de sensaciones físicas.

Ejercicio de trabajo para

En el capítulo 2 de “The creative writer’s workbook” que se llama “Sintonizándose con uno mismo”; Cathy Birch insiste en que al escribir, es nuestra percepción interna del mundo lo que comunicamos y por ende, debemos ser conscientes de nuestras emociones en relación con el ambiente o temas que deseamos explorar. Y para aprender a ser conscientes de este proceso, propone varios ejercicios.

Sé tú mismo

Pretender ser alguien que no somos no sólo es frustrante. Es aburridísimo. Para ti, para tus lectores. Y los lectores detectan enseguida a los farsantes (aunque tengas sólo uno o cuatro en el blog).
Ah ¿Y no había que volverse un mentiroso? Ah, sí. Pero la mentira está basada 75-65% en verdades y se usa sólo para crear ambientes, personajes y situaciones. Después de todo, James Camerón utilizó todo lo que era realmente posible y sabía para crear Alien, que es posible que no exista*.

Una razón de peso para rechazarte p. 2

Familiarízate con las responsabilidades de mi trabajo. No asumas simplemente que sabes lo que hace un editor. Lo más probable es que no tengas idea de las pequeñas frustraciones que llenan nuestros días. Así que intenta averiguarlo, lee libros sobre trabajos editoriales