Ademanes fortuitos

Palabras no. 32 En cada uno, en cada barrio, hay seres que se humillan y viven su existencia; a quiénes bastan miradas verdaderas de amor no compartido. Dulces palabras y están convencidos, ademanes fortuitos de pertenencia, coqueteos de prueba para sobrevivir a base de despojos tiernos de miseria. Una dicha tejida de meras y sabrosas,Sigue leyendo “Ademanes fortuitos”

C.L. Clark: cinco cosas que aprendí escribiendo The Unbroken p3

Llegué a hablar con marroquíes y algerinos (al menos parcialmente; hubo mucho fumbling de mi parte) en sus propios términos, en sus idiomas de elección, acerca de vivir en un país post–colonial. Y a pesar de haber tenido una buena educación, estaba en una desventaja tremenda en cuanto a mi comprensión de la historia del mundo árabe hablante.
Eso significó investigar más.
Replantearme mis propias creencias —¿cuál es la diferencia entre Israel y Palestina? preguntaría un niño americano ignorante —bueno, he aquí un periodista palestino. ¿Que hay de los franceses? Bueno, he aquí a los miserables del mundo. Mientras más investigas, mejor comprendes las situaciones complejas.Y mientras más comprendes estas complejas situaciones, mejor puedes ayudar a aquellos trabajando en mejorarlas.

Si lo haces bien, aprender un idioma es empatizar. Es un acto radical en el que se aprende a escuchar y entender a otros. Lo que ya es difícil de por sí. Y es un acto que los angloparlantes nativos rara vez se ven compelidos a hacer.

C.L. Clark: cinco cosas que aprendí escribiendo The Unbroken p2

El idioma correcto, incluso el acento correcto, equivale a poder y privilegios. Inició amistades de por vida y creó momentos de entendimiento mutuo.

C.L. Clark: cinco cosas que aprendí escribiendo The Unbroken p1

El árabe es un lenguaje hermoso, un idioma de poetas y artistas y de algunas de las canciones más bellas que haya escuchado nunca. Es tanto intuitivo como simple y tan complejo como las matemáticas.

El poder del público y el boicot

A veces en México nos preguntamos si se puede hacer algo contra x. De que es posible, es posible. Lo que si ya es más difícil es lograr ese paso sencillito y carismático de lograr que más de un mexicano se ponga de acuerdo para que protestemos todos juntos de forma pacífica y en serio.Sigue leyendo “El poder del público y el boicot”

Eh, que dos adolescentes de trece años no pueden retener a un hipogrifo a la fuerza

Así que debemos asumir que alguien va a darse cuenta. Especialmente si han leído nuestra historia más de 3 veces. Debemos estar listos para eso. Hay que equivocarse para hacer cosas. Por eso hoy la entrada lleva el hashtag  #¡Mete la pata haciendo chorradas!

Contaba lentejas

Palabras no.30 A la luz del cielo conservada, en un frasco vacío de mermelada, contrastaba bien el silencio oscuro de la cocina. Que de mí, quedaron huellas y sombras entre las leguminosas. Y para hacer justo el pacto, resguardadas por dragones fueron las memorias. De este modo y sin pasado, una fortaleza de palabras programadasSigue leyendo “Contaba lentejas”