Reporte Merriam

¿Y que he estado haciendo?



Sé que esta entrada ya la publiqué…y me gustaría ampliarla para que te diviertas con los pormenores. Así que, aquí vamos otra vez.

Si crees que he estado haciendo nada…

¡Tienes razón! Especialmente porque desde el 17 de diciembre que nuestro querido patrocinador nos ayudó otra vez (a este chico hay que ponerle una estatua en alguna parte) los de .com se tardaron en reaccionar. El 25 de diciembre enviaron un correo robot preguntando sí yo deseaba mudar mi dominio y el hosting. ¿Las opciones? Cancelarlo…dejar que todo transcurriera normalmente o decir que sí. Lo que se postergo porque hubo una invasión del tipo familia.

Hasta el 27 no fui capaz de recobrar mis ideas y ponerle que sí, tenía que suceder el cambio. Después del veintisiete se hizo un aviso por parte de raxa (empiezo a amar a estos chicos pero esto no es comercial, búsquense el hosting que mejor les quede) que ya era posible empezar. Yuhuu.

Entonces comenzaron los problemas. Entré…intenté instalar wordpress y…nada. Algo relacionado con que no debía hacer la base de datos MysQL antes de instalar el programa con Softaculous. Entonces, ya desesperada…descubrí que podía borrar la base de datos y empezar de nuevo[1]. Instalé la cosa. ¿Maravilla?

….no. Resulta que no se instalaba. Así que les mandé un ticket a estos muchachos del hosting y ya me preguntaron muy amablemente si quería que me ayudaran a cambiar los servidores (que resulta que había que cambiarlos para que sucediera algo…¿dónde demonios se cambia eso?!!!). Ticket de vuelta, les pedí que lo hicieran. Por lo que la propagación (les pregunté que qué era eso de la propagación pero no me contestaron, así que ahora tengo otra duda existencial) tuvo lugar en aproximadamente 24 horas más.

¡Bravo! ¿Y ahora? Pues a ponerle un tema al blog, a importar cosas. Importando resultó que el sitio era demasiado grande para importarlo…así que tuve que exportarlo por partes (a veces soy genial…otras de plano). Después, a la hora de descargar los archivos .xml, mi internet decidió que era hora de morirse debido a que había descargado muchos más megas de los que tiene mi paquete. Aún falta importar la biblioteca de imágenes, que se tardó como tres días en descargar refrescando la descarga porque se interrumpía a cada rato.

Entonces elegí un bonito tema…que se veía muy bonito en el móvil pero espantoso en la lap. ¿Un contratiempo? No. Mi segunda opción está de los más xevere. ¡Tiene hasta carrusel de entradas! ¿A poco no es lindo eso?

Sumándose a todo estoy haciendo este curso de la Universidad Davies de California sobre content marketing[2].  A pesar de los cursos embarrados de marketing en la universidad y todo lo demás (arrogancia incluida) creo que me hace falta venderme mejor. El blog necesita remodelación.

Dice Dan chan (dios del universo de este blog) que luego no le entiende a la organización y no es el único…Dimko dijo lo mismo. Acorde el curso debería cambiar muchos de los títulos de las entradas para atraer más tráfico y comenzar a pensar en este blog cómo en una revista. ¿Cómo se me pudo olvidar, egresada de Diseño de la COMUNICACIÓN gráfica, que podía haberlo tratado como una revista? Bueno, eso ya lo arreglé un poco con el cambio de tema.

Falta encarar los títulos, mejorar las entradas, traducir un poco al inglés lo que no son traducciones de (puesto que soy un escritor exofónico) y hacer un poco de repetición machacona para cumplir con los requisitos de SEO de los buscadores. Encima de todo, estos tipos ponen lecturas como de 142 páginas más otras de 37 en promedio con la pretensión de que uno lo va a leer todo en…2 horas. ¿Quién se lee 142 páginas en dos horas? Si dos episodios de webtoon largos se llevan al menos entre 30 y 40 minutos de mi vida…(y no hay que leer mucho) ¿quién se lee eso así; sin reflexionar que usar, que hace falta, donde has acertado?

Peor. Leer sus 101 headlines that work me hizo pensar en todos (excluyendo las listas numeradas) los artículos de FB y TuTele que a veces logran que los lea o vea, interesada y dejo después de un rato porque son largos y sin ningún contenido. O todos los artículos de FB que ni miro por mentirosos. ¿Será mejor dejar mis entradas con sus encabezados ingeniosos? No, pero tampoco tengo que copiar tal cual. Habrá que buscar cómo.

Ocasionalmente, le he dado al nuevo libro (tres párrafos), leído un poco sobre SaaS, soportado la comezón de la culebrilla (pasé la varicela en 2020) producto del estrés de otro año sin trabajo por la edad y la maravillosa falta de experiencia en cualquier cosa que no sea dar clases, sin dormir bien porque no quiero dejar de leer….

Por lo demás, no he hecho nada de mi vida. Tal vez unos cinco poemas de una nueva serie. En lo que suceden todos los cambios, haré una entrada nueva a la semana. Sí, ya sé que amenacé con dejarlo para Gumroad. De sabios es mudarse como diría Margo, hermana de Gerry Durrell. Estoy de acuerdo con ella. De sabios es mudarse de casa y de opinión cuando la opinión no funciona.

Reporte terminado.


[1] Todo en días distintos, el Wi-Fi tiene la particularidad de comerse mi batería en un dos por tres y aquí no hay enchufes. Un inversor de 750 Watts conectado a un panel solar…

[2] Te pongo el link por si te interesa. Es gratis sin el certificado y nunca se sabe lo que necesita uno.

A %d blogueros les gusta esto: