El peligro inminente de la metáfora p2

¿Difieren los mundos tan solo por las realidades alternas del uso de idiomas distintos? En realidad, puede que sea así y puede que no. Sapir y Whorf no fueron capaces de probar su teoría.

Sin embargo, existe este asunto del ciudadanos y ciudadanas que irrita a unos cuantos —yo incluida— puesto que ciudadanos abarca a todo el mundo, no necesita todo ese teatro de lo políticamente correcto, ¿verdad?

Pero ¿qué pasa si en español, tal como sucede en inglés, este uso genérico del él o sustantivo masculino para abarcar también a las mujeres es engañoso, tramposo y manipulador?

¿Qué sucede si en vez de llevarnos a un lugar neutral dónde hombres y mujeres pueden realizar cualquier actividad  nos lleva a la Suiza neutral paraíso fiscal? ¿Qué pasa con ingeniero, doctor, piloto y ciudadano? ¿Nos lleva automáticamente a pensar en un hombre y dejar fuera a las chicas?

Hay un estudio al respecto que indica que sí…en inglés. ¿Crees tú que suceda lo mismo en español? Después, están los modelos heredados. La palabra madre y padre por ejemplo. Una madre es la que está casada con el padre. La que da a luz y la que cuida de los niños. Puede que no sea nada pero así visto…con todos estos significados juntos; la palabra madre se convierte en un estereotipo.

Al momento en que cualquier ser femenino casado o con hijos que se aleja de dichos requisitos —tan alejados de la situaciones modernas, comienzan los problemas. O las irresponsabilidades. Madre soltera por ejemplo. Se puede tener una madre sin un padre…pero pobrecito cuate el que se quiera aventar “el paquete” de enamorarse de una madre soltera porque entonces tendrá que cuidar de los hijos de “otro”.

No será tratado como “el padre” ni se le dará el estatus de padre, quizá termine con un p.p. al lado de su nombre[1]. Una mujer casada que no haya dado a luz será vista con compasión, incluso si cuida de su gato con dedicación o tiene hijos “adoptivos” que nunca llegarán a ser “propios”. Es por eso que hoy día no es raro el movimiento para nombrar al sujeto masculino progenitor no presente como mero “donante de esperma” y a la mujer “donante de óvulos” en un cruzada que podría parecer superficial y horroriza a los puristas del idioma pero que plantea serias preguntas.

¿Y qué tiene que ver todo eso con escribir? Que el afamado Robert McKee nos habla de la persuasión que se lleva a cabo a través de las historias. Claro que mientras Jean Aitchinson nos introduce al mundo de la metáfora en el lenguaje escrito o hablado porque ella es lingüista y no guionista, McKee enfatiza que las palabras son meras herramientas. Al mismo tiempo que Agatha Christie nos lleva a la manipulación total a través de las palabras en El último caso de Poirot (vi la película en un servicio de tele por internet llamado Yo.. tú sabes).

A todo esto ninguno de nosotros se hará la pregunta obvia… ¿qué es una metáfora?

Pues resultan ser exactamente lo que McKee menciona como algo persuasivo: poderosas y genuinas imágenes mentales. Se puede cambiar nuestra reacción al respecto de un evento con ellas. Simple, si digo la Suiza neutral, estoy hablando de un lindo lugar con cabritas blancas y montones de montañas gloriosas. Ah, pero si digo paraíso fiscal, ya estoy hablando de una panda de ladrones taimados y poderosos.

Ni se diga con “los neoliberales” que es la quinta esencia del mal en México…empresarios desalmados capaces de quitarles todo a los pobres —incluso con los programas de empresa socialmente responsable y sus propios programas para promover la creación de microempresas[2]

Que ellos necesitan hacer negocios propios y con ello haya inversión extranjera junto con dividendos en las arcas de hacienda no es una imagen asociada a la palabra. Y podría poner todos los ejemplos que usó Aitchinson pero, como ella misma dice, las metáforas necesitan arraigar mentalmente con cierta resonancia cultural.

No aplican del mismo modo en China que en Gran Bretaña…aunque algunas parecen universales. “Subir la escalera social” siempre es mejor que “bajar”. Así que de cierta manera los lingüistas americanos esos tenían razón. Cada mundo es un mundo distinto —e igual a la vez. Persuadir es parte de las herramientas que usa un escritor. ¿Qué tipo de metáforas usarás? ¿Son nuevas palabras? ¿Cómo se relacionan con las otras piezas del ajedrez del idioma? ¿Crees que estas herramientas son útiles?


[1] Mal chiste bíblico que en teoría dio origen al mote Pepe que se les da a los Josés…padre putativo de iHezus..

[2] Es en serio.

Publicado por merriamagrain

En realidad no me llamo Merriam y tampoco soy Grain. Sin embargo, al pasarme la mitad del tiempo que escribo con un Merriam Webster abierto, pensé que le debía un poco de crédito a mí diccionario. Grain viene del apodo del que me he apropiado para mi correo electrónico. Por lo demás, espero que disfruten de este blog como yo creo que me voy a divertir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: