Lunes de patchwork: SNS y escribir

La conversación más corta del mundo

La conversación más corta del mundo

Malik pago el servicio al hombre del mono verde olivo y prácticamente corrió —a pesar de lo imposible que le resultaba, hacia la puerta metálica pintada verde bandera con un cuadrado en blanco y la infografía encima en color azul. Jalo la puerta hacia si apretando con fuerza en cierta parte de su anatomía. Llevaba horas buscando una gasolinera…podría haber, sí podría haberlo hecho en la carretera pero hay ciertas cosas que,,,


—¿Eh?— una voz molesta detrás de la puerta con una ligera rendija.


—Ahh..—contestó Malik, rezando porque lo que fuera, fuera rápido.

Deja un comentario