La conversación más corta del mundo

La conversación más corta del mundo

Malik pago el servicio al hombre del mono verde olivo y prácticamente corrió —a pesar de lo imposible que le resultaba, hacia la puerta metálica pintada verde bandera con un cuadrado en blanco y la infografía encima en color azul. Jalo la puerta hacia si apretando con fuerza en cierta parte de su anatomía. Llevaba horas buscando una gasolinera…podría haber, sí podría haberlo hecho en la carretera pero hay ciertas cosas que,,,


—¿Eh?— una voz molesta detrás de la puerta con una ligera rendija.


—Ahh..—contestó Malik, rezando porque lo que fuera, fuera rápido.

Publicado por merriamagrain

En realidad no me llamo Merriam y tampoco soy Grain. Sin embargo, al pasarme la mitad del tiempo que escribo con un Merriam Webster abierto, pensé que le debía un poco de crédito a mí diccionario. Grain viene del apodo del que me he apropiado para mi correo electrónico. Por lo demás, espero que disfruten de este blog como yo creo que me voy a divertir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: