Sin categoría

¿En serio?



“Cuando se detuvo en su parada, se puso de pie y se arrastró por el pasillo central. Nadie le prestó atención. Los otros pasajeros estaban con sus teléfonos y no porque estuvieran hablando con alguien en una llamada, con la cabeza baja, los ojos fijos en pequeñas pantallas que les
proporcionaban un mundo virtual de vital importancia, pero menos hecho de aire.

Cuando descendió, les envidió la urgencia manufacturada de la información inútil en la que se hundieron”

Traducción no oficial. Traducción anónima [en realidad si tiene créditos pero como no es oficial…mejor no hago olas]. El pecador. J. Ward.

«Y yo aquí, leyendo en el teléfono» murmuró una Merriam muy atolondrada para ir y añadir otro link de un video que seguro no va a ver nunca, a la lista de Ver más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: