Sin categoría

Preguntas sin respuestas

Palabras no. 25

Cuestiona e indaga.

Que yo, no sé nada.

Nunca, aunque busqué.

Nunca, la verdad se dejó ver.

Acabé por descubrir que lo cierto,

es veleidoso.

Se puede medir pero no ver.

Se puede observar, pero no cuantificar.

Las dudas roedoras carcomieron lo que restaba de pie.

Y la angustia ladrona, asaltaba.

Robaba a la muerte del sueño.

Porque no había nada después.

A %d blogueros les gusta esto: