Como estar en desacuerdo, guía del siglo XXI para vivir con urbanidad en tiempos de Twitter y la agresión instantánea

Escribir como estilo de vida

Una lección sobre como estar mejor en desacuerdo sin necesidad de golpear al otro. ¿Les parece excesivo? Bueno, la agresividad está dejando los foros virtuales para convertirse en amenazas reales dónde las políticas (sí mujeres dedicadas a la política no las ideas) han sido amenazadas con: ser golpeadas y violadas. ¿En el mundo del feminismo instantánea dónde se agrega agua hirviendo y toda acción contra mujer es mal vista? Sí.

Así que puedo estar loca. Puedo vivir debajo del hongo más recóndito pero este asunto ya se volvió como los manuales del buen comportamiento del siglo XIX, hay que aprender a estar en desacuerdo. Y aprovecharlo para escribir mejor por supuesto, al fin y al cabo es de lo que de trata esta cosa llamada blog; y si no escribes espero te ayude a ganar clientes porque no es verdad eso de que el cliente tiene siempre la razón…sólo hay que saber cómo hacer que se dé cuenta[1]. Ya saben es traducción del sitio —A Guide to Disagreeing  del programa Seriously de la BBC.


1. NO TIENES QUE CAMBIAR DE OPINIÓN.

No busques el punto medio —dividir la diferencia no es la respuesta cuando; fundamentalmente, no estás de acuerdo.

“El paso número uno es no estar de acuerdo” dice el profesor Arthur Brooks de Harvard, que ha escrito Love your enemies. ”Es my importante de hecho, que no estemos de acuerdo con todo y está bien si disentimos permanentemente.” Sí amamos el libre mercado[2] dice Arthur, necesitamos personas que reaccionen contra nosotros. ¿No sería el mundo muy aburrido si todos sintiéramos lo mismo?

Recuerda que no estar de acuerdo, no es el problema, es como lo hacemos.

2. NO BUSQUES EL PUNTO MEDIO

Estar en desacuerdo sin pelear no se trata de ceder. No busques el punto medio, en vez de eso; se trata de trabajar duro en encontrar algo en común —experiencias compartidas, pasiones, anhelos— a pesar de las diferencias.

3. COMO HABLAS ES MÁS IMPORTANTE QUE AQUELLO DE LO QUE HABLAS

Esther Perel es una de las mejores terapistas de pareja de América. Escucho a hombres y mujeres desconocidos en desacuerdos mayúsculos. “Cómo hablas es mucho más importante que lo que dices” dice ella. “Si tenemos una forma de hablar en la que uno siempre cancela al otro y lo humilla, no importa realmente de qué estás hablando; dinero, los niños, sexualidad—el tema es irrelevante. Lo que importa es la dinámica que existe entre nosotros”

Espero les sirva, yo siempre me meto en líos por estar en desacuerdo. Además de que viene muy bien para practicarlo con mis personajes y hacer que ellos, no yo en la vida real, tengan unas discusiones de miedo.

¿Crees que sería bueno discutir este asunto? ¿Estamos volviéndonos más y más desagradables y groseros o sólo expresamos más frecuentemente nuestra opinión en voz alta en vez de callarnósla?


[1] Dale Carnegie. Está un muuucho pasado de moda pero leerlo ayuda. Por lo menos a reírse de uno mismo.

[2] ¿Podría ser no el libre mercado pero si un mundo con variedad?

Publicado por merriamagrain

En realidad no me llamo Merriam y tampoco soy Grain. Sin embargo, al pasarme la mitad del tiempo que escribo con un Merriam Webster abierto, pensé que le debía un poco de crédito a mí diccionario. Grain viene del apodo del que me he apropiado para mi correo electrónico. Por lo demás, espero que disfruten de este blog como yo creo que me voy a divertir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: