Cómo escribir un buen libro de ficción en diez pasos: proceso comparativo con un sitio muy popular en dos tomas

TOMA 2

  1. ¡Sé creativo! La imaginación no tiene límites. No dejes que otros se roben tus ideas: Sarah Domet en “90 days to your novel” dice que nunca escribamos la primera idea que tengamos.  Enfatiza la importancia de hacer una lluvia de ideas y tomar la cuarta o la quinta…lo que es muy similar a lo que decían los maestros de la “Casa Abierta al Viento”[1]: “nunca se queden con la primera idea”. Pero…¿qué sucede si la primera idea es esa que se te ocurrió mientras leías otro libro, hacías jardinería o escuchabas una canción? La idea que conecta el punto A con el punto Y, que no parecen tener relación entre sí. Al parecer, las ideas más creativas no son las que llegan cuando te pones a empollarlas sino cuando no estás pensando de modo recurrente en LA IDEA.  Ejemplo: a ver si saben de dónde proviene esto: “Aquel a quien no nombramos”[2].
  2. Obtén una idea. Simple, puede llegarte en un sueño o incluso con un evento cotidiano que has notado: De nuevo Sarah Domet. Ella dice que necesitamos revisar una idea pues las hay que a primera vista parecen geniales pero, desafortunadamente no te dan para un libro. Y, en cierto modo es así. Una novela requiere de un conflicto lo suficientemente grande como para explorarlo. Un cuento puede limitarse a una narración descriptiva de un acontecimiento o, en ocasiones y si es para niños, no necesitar de un conflicto. Robert McKee en “El guión. Story”,te dirá que para un guión, hace falta una idea controladora. Ronald B. Tobías de “20 master plots” te dirá que es necesaria la estructura. La realidad es que una idea sola no será suficiente
  3. Escribe tu idea. No importa que tan estúpida suene: Cathy Birch en “The creative writer’s workbook” te dirá que tengas un cuaderno de trabajo donde apuntes todas tus ideas y relaciones posibles con esa idea. Además de escribir tu idea, tendrás que hacer descripciones o tablas para definir tus personajes. Algunos autores dibujan mapas para orientarse dentro de su mundo. Otros, hacen un verdadero mapeo estructural por escena. Así que escribir la idea no será la única cosa que tendrás que hacer antes de empezar. Y a pesar de todo esto; es cierto. Escribe tu idea sin importar que tan estúpida suene. Todos los libros son chorradas después de todo.
  4. Trabaja con los detalles y la historia principal: continuación del número 3.  Un escritor tiene un cuaderno de trabajo donde apunta toooodas las pequeñeces, hace garabatos, establece conexiones entre la idea primaria y las que van saliendo. Apunta lo que debe investigar y/o su lista de prioridades. El sitio al que estoy emulando en esta entrada dice que hagas preguntas. Sí, hazlas. El mismo tipo de preguntas que te harías tú al leer una historia y todavía el doble. Tú debes saber cosas que tus lectores no. El número del zapato de la heroína o su color favorito; aunque nunca jamás lo menciones en la historia.
  5. No le copies a otros autores. Sé tú mismo: en este blog…hemos visto como copiar a otros autores no es necesariamente malo, siempre y cuando lo que copies no sea su forma de expresión ni sus ideas con copy-paste. La forma en que un autor determinado utiliza la estructura para llevarte a donde quiere es algo que muy probablemente, tendrás que copiar al principio pues tu manera única e irrepetible de escribir todavía no existe (sí es que eres nuevo en esto). Eres un bebé que ni siquiera sabe como ordenar sus ideas. Así que deja a un lado tu arrogancia y copia un poco…estructuras, estructuras nada más. Por el contrario, si eres un escritor que ya cuenta con una voz propia, copiar a otros, ya no te sirve. Lo que te sirve es analizar como lo hacen y ver sí puedes añadirle algo nuevo.  Mi cerebro me dice que si estás aquí es porque sabes que necesitas ser tú mismo pero no sabes cómo, embrollas las cosas o te ríes como loco leyendo lo que se me ocurre. Puede ser que te identifiques.  O también porque los lunes de patchwork alivian la regularidad de todos los días. O…¿qué carámbanos sé yo de tus gustos? A menos que opines…
  6. Decide si lo que quieres es una historia corta o una novela. ¿Cuántas páginas?: Si bien es cierto que existe un estándar allí afuera, también lo es que no siempre se mide en páginas. De acuerdo con el concurso o la editorial, deberás escribir un número de páginas determinado o un determinado número de palabras promedio. Y eso, al principio, no es tan importante. Concéntrate en escribir una buena historia. Porque para llenar 80 páginas de cuentos se necesita más de una historia. Y para una novela, cada escena es como una mini-historia. Así que ¿por qué estresarte poniéndote un límite de páginas?  Y recuerda, el mejor amigo de un escritor se llama delete, de un dibujante supr y de un diseñador 3D o ingeniero no sé qué será pero seguro que también tienen que borrar cosas innecesarias.
  7. Escribe un borrador: a excepción de Isaac Asimov, que prácticamente escribía historias de un tirón y sin necesidad de edición…todos los demás escribimos lo mejor que podemos y luego…lo mandamos a la basura y reescribimos.  Haz lo que puedas hacer. Ya irás puliendo esto de la longitud.
  8. Checa la ortografía. Si no sabes cómo escribir una palabra búscala en el diccionario o pregunta: este es un tema controversial. Xavier Velasco, escritor mexicano, dice que la mala ortografía es como tener pellejitos de frijol en los dientes porque no puedes tomar en serio a nadie con pellejitos de frijol en los incisivos[3]…pero luego vas al museo y escuchas a un probable crítico literario hablar con fruición de quién sabe qué mujer argentina que escribió un libro usando la b en vez de la v; encantado como si acabara de encontrar petróleo en su jardín.  Lo que sí es cierto es que puedes, al menos, prender la opción de corrección ortográfica del procesador de texto…porque la ortografía es secundaria a que tan bien eres capaz de organizar tus ideas. ¡Oh! Un escritor necesita aprender y coleccionar palabras rimbombantes para apabullar a sus lectores…olvida eso. Aprendemos palabras para saber cuándo y dónde usarlas. Una palabra bien empleada dice más que cinco mal encadenadas. Así que, por amor a la página…investiga, aprende, busca.
  9. Léelo de nuevo y pídele ayuda a tu familia o un amigo: pero nunca lo hagas más de una vez con la misma persona; después de un tiempo pensarán que eres una lata…no, por algo son tus amigos o familia. Pero es mejor intentarlo cuando ya lo leíste cinco veces.
  10. Vuelve a escribirla con las correcciones: si. Definitivamente, vuelve a escribirlo.

Consejo: este blog trata de responder a la pregunta ¿cómo escribir ficción? paso a paso, sin mucho orden lógico pero si con reflexión y algo de cinismo…y leyendo libros sobre cómo escribir libros y otros libros que no tienen nada que ver o escuchando podcasts de la BBC. Lo que no quiere decir que contenga la verdad y nada más que la verdad. Hilary Mantel diría que la realidad se distorsiona en el instante mismo en el que ya sucedió pues pasará por un filtro: la cámara, el tiempo, tu cerebro y muchas otras cosas. VE Y LEE OTROS BLOGS TAMBIÉN. Sí están buenos, regresas y nos dices.


[1] Debido a que fue construida posteriormente al movimiento estudiantil de 1968 y para evitar que se formaran otras agrupaciones de estudiantes que pudieran cuestionar las decisiones políticas del país; el lugar donde estudié la universidad tiene esta maravillosa frase como burla afectiva para describir la situación geográfica de sus edificios y, la consiguiente predisposición de éstos a dejar pasar corrientes de aire frío. Especialmente por las mañanas. La frase es una adaptación libre del lema “Incalli Ixcahuicopa” o “Casa Abierta al Tiempo” que, en caso de no reconocer, pueden buscar en su motor de búsqueda favorito en caso de que les gane la curiosidad. Claro que desde entonces, ha pasado un tiempo y es posible que la situación arquitectónica ya no sea la misma. Cuando yo terminé la escuela, ya habían acontecido varias reformas y remodelaciones.

[2] No, no es Ha…es de La Comunidad del anillo y El retorno del rey. Ambos hermanos, Boromir y Faramir lo dicen al referirse a Saurón.

[3] No cito porque me estoy tratando de acordar de memoria lo que dijo y a veces, mi memoria falla miserablemente.

Publicado por merriamagrain

En realidad no me llamo Merriam y tampoco soy Grain. Sin embargo, al pasarme la mitad del tiempo que escribo con un Merriam Webster abierto, pensé que le debía un poco de crédito a mí diccionario. Grain viene del apodo del que me he apropiado para mi correo electrónico. Por lo demás, espero que disfruten de este blog como yo creo que me voy a divertir.

Un comentario en “Cómo escribir un buen libro de ficción en diez pasos: proceso comparativo con un sitio muy popular en dos tomas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: