Del miedo y la perseverancia

Escribir como estilo de vida

Acabas de empezar y no sólo no dimensionas el número de escritores-guionistas-dibujantes de cómics ahí afuera.  Es más, tienes en las manos a tu primer hijo y estás tan orgulloso de él; que se lo enseñas a medio mundo y te parece que tiene el derecho (por el sólo hecho de haber nacido) de ser visto por un editor-juez de concurso-director de cine para ser publicado-llevado a la pantalla.

Lo envías a concurso. Y no sucede nada. No es elegido.

Es probable que todos los jueces hayan sido o sean, en tu opinión personas incapaces de ver sus méritos. Pones manos a la obra y te auto-públicas o buscas auto-producirte. Aumentando el número de títulos entre una oferta masiva que impide a las personas elegir lo mejor. No sólo por su popularidad sino también por su originalidad y tu capacidad de contar una historia.

En este momento, te preguntarás si eres vendedor o escritor. Por las labores titánicas de promoción que, normalmente, estaría realizando la editorial-productora y no tú.

¿Es que los sueños no se hacen realidad? A veces no.

Volvamos al principio. Tu primer hijo cómic-guión-cuento-novela es maravilloso por el mero hecho de que hayas perseverado lo suficiente para terminarlo. Lo que no quiere decir que sea tan maravilloso como para merecer ser publicado. ¿Eres tan bueno como Monterroso, Stan Lee o Ingmar Bergman?

Sabes la respuesta. Sí aún te comparas con ellos, es porque no sabes lo que eres capaz de hacer o lo que serás capaz de hacer. Si has dejado de compararte con ellos, es porque has pasado a ser un bastardo arrogante. Alguien con la sabiduría suficiente confía en hacer lo mejor, dudando de tanto en tanto.

Lo que nos lleva al terreno de las inseguridades. ¿Soy lo bastante bueno? Si tu respuesta es tan afirmativa que crees que necesitas auto-publicarte para que todo el mundo vea tu talento…es que todavía no sabes escribir. Y si la respuesta es vaga y vacilante, o no amas este trabajo lo suficiente o aún no has encontrado esa confianza en ti mismo para creerlo y terminar lo que empiezas.

Así que, sí. Enséñale tu hijo a tus amigos. Les costará decir lo que realmente piensan porque te quieren…así que trata de mostrárselos a los que no tienen pelos en la lengua y leen o ven películas y pueden emitir una opinión no educada (me refiero a que no poseen la educación formal) pero sí valiosa porque reconocen ciertos elementos. Escucha atentamente. Obtendrás algunos: “Tiene potencial” o “No le entiendo”. Piensa detenidamente si lo que buscan es que seas claro al escribir u otra cosa.

Quizás tengas miedo de olvidar las ideas (y si eres dibujante pensarás…yo veo imágenes no tengo porque redactar bien), escribas a velocidad del rayo para retenerlas y el resultado sea poco claro. Haz una lista de lo que ves y luego redáctalo lo mejor que puedas. O dibújalo en pequeños cuadros para que lo recuerdes todo después. UN EDITOR O JUEZ BUSCARÁ QUE REDACTES BIEN. Porque eso significa que tu capacidad para contar una historia ha pasado por el entrenamiento de la practica.

Si escuchas algo parecido a “me divertí” o “me entretuve” vas mejorando.

¿Son los editores-jueces unos mierdas?

En parte, alguna vez leí en una columna de un periódico de un autor que a veces me hace gracia y otras, sencillamente me resulta un tanto snob (sigo sin leer un libro suyo); que muchos editores han terminado por odiar su trabajo al encontrarse con tanta mierda que leer y al final, terminan odiando hasta leer.

La verdad mi primer pensamiento fue: ¿y cómo diablos puede uno enterarse dónde está lo bueno si no lo lees? Hay mangas por los que yo no daba un centavo al principio pero que valen la pena al leer el final. Claro que hay otros que se ganan la estrella desde el principio o que la pierden irremisiblemente a medio camino o con un final poco satisfactorio. Del mismo modo que ciertas películas se ganan no ser vistas desde el principio.

Por otro lado, es cierto que se encuentran con mucha basura. A una editorial o concurso llegan cientos y cientos de manuscritos. Y no todos son de personas serias que han buscado aprender el oficio. Algunos de ellos son como refritos de telenovelas con vomitada de Youtube por encima.

Yo he leído libros así (por aquello de la manía lectora que me he tenido que quitar por salud  mental y tiempo). Ahora, ¡imagínate ellos que TIENEN que leer esa pila de cosas! Uno, como lector o espectador por gusto bota el libro (del mismo modo que decidí no leer a John Dos Pasos porque no conseguía engancharme) ó se sale del cine y san se acabo.

Igual para ti y para ellos. Es más sencillo ver por encima y deshacerse de la cosa si no tiene el formato, está mal redactado o no plantea un conflicto aceptable y, encima, resulta poco claro. Con la diferencia de que a ellos les pasa cien veces al día.  Así que, en vez de pensar en modo víctima incomprendida en automático, intenta mejorar primero. INVESTIGA.

Y, si te atenaza el miedo porque ya llevas varios concursos o rechazos recuerda que por eso tienes un segundo empleo y también que hasta Ray Bradbury fue rechazado al principio. Harry Potter fue devuelto SIN LEER veintidós veces antes de salir de la alacena.

Publicado por merriamagrain

En realidad no me llamo Merriam y tampoco soy Grain. Sin embargo, al pasarme la mitad del tiempo que escribo con un Merriam Webster abierto, pensé que le debía un poco de crédito a mí diccionario. Grain viene del apodo del que me he apropiado para mi correo electrónico. Por lo demás, espero que disfruten de este blog como yo creo que me voy a divertir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: